por

Documental: “Dentro de Garganta Profunda”, la mamada que cambio la historia

el 2 diciembre, 2017 en Documental

Hoy os propongo un post para sentarse delante del ordenador y estar entretenidos durante un largo rato aprendiendo con/del porno. Es hora de pasar al porno de culto (y de cultura) de la mano de un intersante documental sobre la película  Deep Throat (Garganta Profunda, 1972) título del famoso film dirigido por Gerard Damiano y protagonizado por Linda Lovelace y Harry Reems.
El documental títulado “Inside Deepthroat” nos propone un viaje a los años 70, a la situación social, cultural y política de los norteamericanos, y al intenso impacto que provocó una película pornográfica, cuyo título llegó incluso a servir de referente al escándalo de Watergate que acabó costando la presidencia a Nixon.
Por el documental desfilan personajes entrevistados como la protagonista de “Garganta profunda”, Linda Lovelace, directores como Francis Ford Coppola o empresarios del porno como Larry Flint, Hugh Hefner, espectadores en su momento de la controvertida película. El propio director de “Garganta profunda”, Jerry Damiano, reconoce en el documental que “no era realmente una buena película”, como demuestran algunas partes desenfocadas, desincronizadas, un montaje imperfecto y unas interpretaciones rudimentarias.
En declaraciones recogidas por la prensa en el estreno del documental en EEUU, Barbato y Bailey, argumentaron que “lo que hacía la película interesante según los cánones de la pornografía actual era evidente: el argumento era casi feminista, pues explicaba la historia de una mujer que buscaba realizarse sexualmente”. Sin embargo, añaden los directores, “triunfó de manera masiva porque era una comedia, una comedia sobre sexo y esto dio permiso a la gente para ir y ver este filme en público y hablar sobre él”.
La persecución de Nixon dio alas en la taquilla a la película, y aún más cuando gente bien como Jackie Kennedy también hicieron cola ante la sala en la que se proyectaba o cuando captó la atención de publicaciones prestigiosas como el New York Times o la revista Variety. El documental recoge también la censura que sufrió el filme, que llegó a ser prohibido en 23 estados de EEUU, y la persecución a sus protagonistas, especialmente al actor Harry Reems, acusado de conspiración por transportar obscenidades a través de las fronteras estatales.
Cuando Reems fue declarado culpable en 1976, una impresionante lista de grupos por las libertades civiles, junto a figuras de Hollywood como Jack Nicholson o Warren Beatty, se pusieron de su parte y finalmente su condena fue anulada.

Hoy os propongo un post para sentarse delante del ordenador y estar entretenidos durante un largo rato aprendiendo con/del porno. Es hora de pasar al porno de culto (y de cultura) de la mano de un intersante documental sobre la película  Deep Throat (Garganta Profunda, 1972) título del famoso film dirigido por Gerard Damiano y protagonizado por Linda Lovelace y Harry Reems.El documental títulado “Inside Deepthroat” nos propone un viaje a los años 70, a la situación social, cultural y política de los norteamericanos, y al intenso impacto que provocó una película pornográfica, cuyo título llegó incluso a servir de referente al escándalo de Watergate que acabó costando la presidencia a Nixon.Por el documental desfilan personajes entrevistados como la protagonista de “Garganta profunda”, Linda Lovelace, directores como Francis Ford Coppola o empresarios del porno como Larry Flint, Hugh Hefner, espectadores en su momento de la controvertida película. El propio director de “Garganta profunda”, Jerry Damiano, reconoce en el documental que “no era realmente una buena película”, como demuestran algunas partes desenfocadas, desincronizadas, un montaje imperfecto y unas interpretaciones rudimentarias.En declaraciones recogidas por la prensa en el estreno del documental en EEUU, Barbato y Bailey, argumentaron que “lo que hacía la película interesante según los cánones de la pornografía actual era evidente: el argumento era casi feminista, pues explicaba la historia de una mujer que buscaba realizarse sexualmente”. Sin embargo, añaden los directores, “triunfó de manera masiva porque era una comedia, una comedia sobre sexo y esto dio permiso a la gente para ir y ver este filme en público y hablar sobre él”.La persecución de Nixon dio alas en la taquilla a la película, y aún más cuando gente bien como Jackie Kennedy también hicieron cola ante la sala en la que se proyectaba o cuando captó la atención de publicaciones prestigiosas como el New York Times o la revista Variety. El documental recoge también la censura que sufrió el filme, que llegó a ser prohibido en 23 estados de EEUU, y la persecución a sus protagonistas, especialmente al actor Harry Reems, acusado de conspiración por transportar obscenidades a través de las fronteras estatales.Cuando Reems fue declarado culpable en 1976, una impresionante lista de grupos por las libertades civiles, junto a figuras de Hollywood como Jack Nicholson o Warren Beatty, se pusieron de su parte y finalmente su condena fue anulada.

Era obvio que no iba a publicar sólamente el documental, así que para que nos os sepa a poco a continuación os dejo la famosa escena de la “Mamada más famosa de la historia” (realizada por Linda al miembro del Doctor Young) no sin antes realizar un pequeño resumen a modo de presentación.

La película comienza con una larga escena de más de 4 minutos con Linda conduciendo un automóvil hasta llegar a su casa, donde encuentra a Helen (Dolly Sharp), su mejor amiga, teniendo sexo en la cocina. Posteriormente ambas charlan sobre el “problema antiorgásmico” de Linda y encuentran lo que parece la solución ideal: organizar una pequeña orgifiesta con ayuda de una docena de amigos que colaboran desinteresadamente para ayudar a la desesperada mujer en su búsqueda del orgasmo deseado. Después de experimentar esta manera de socializar sexualmente y encontrar la felicidad, Linda aún no está satisfecha, por lo que su amiga le recomienda visitar al Doctor Young (Harry Reems), un psiquiatra erotómano que, ayudado de su ninfomaníaca y rubia enfermera (Carol Connors), revisan y atienden los casos más extraños en materia sexual, aunque claro, ellos no dejan pasar la menor oportunidad para dar rienda suelta a su lujuria

El rodaje de Garganta Profunda tuvo una duración de tan sólo dos semanas, y la película se estrenó en el New York Mature World en 1972. Se sabe que con sólo 6 meses de exhibición recaudó más de 600 mil dólares. También se calcula que desde su estreno hasta la fecha el filme a recaudado más de 600 millones de dólares en ganancias contra los 25.000 dólares invertidos, de los cuales, apenas 1.200 fueron el salario de Linda por su “trabajo”.

Deja un comentario

Ir a la barra de herramientas